Thursday, August 19, 2010


Negar la realidad es comportarse peor que el chavismo

        Antes de entrar de lleno en la columna quiero agradecer al gran número de lectores que me escribieron durante mis vacaciones. En mi último artículo de hace dos semanas se me olvidó mencionarles que tomaría un receso, y ese desliz causó gran preocupación en muchas personas. Sencillamente fue una corta vacación familiar y desde hoy retorno con todos los hierros. Les vuelvo a recordar que pueden visitar mi blog y leer las columnas anteriores en el siguiente enlace: www.robertocarlo14.com

Aunque sucedió hace más de una semana, quiero empezar refiriéndome a la actitud servil, paranoica y desdeñable de Andrés Izarra, presidente de la cadena izquierdista TELESUR en un programa de CNN. El sujeto que hoy en día se jacta de ser la mano derecha del dictador en lo que a medios comunicacionales respecta, empezó a reírse burlonamente y de manera descontrolada mientras el doctor Briceño León, hablaba sobre los más de 150 mil asesinatos acaecidos en la Venezuela de Hugo Chávez.

Sé que mucho se ha escrito y comentado sobre este incidente, pero quería comentarlo de nuevo porque precisamente esa actitud inhumana, burlona y atroz por parte de los colaboradores del régimen, es la que debemos digerir cautelosamente para entender que el 26 de septiembre cometerán un mega fraude, y si no reaccionamos ese mismo día, habremos desaprovechado un punto de quiebre fenomenal para derrocar a Chávez y recuperar la patria.

Ya lo dijo hace pocos días el asesino y genocida de Fidel Castro, mentor y padre putativo del maromero barinés: “El socialismo es comunismo y todo marxista termina siendo comunista”. Los dictadores comunistas utilizan los procesos electorales previamente arreglados para legitimarse y drenar la presión popular, los resultados ya han sido cantados y el régimen obtendrá 2/3 de la Asamblea “Irracional”. No podemos seguir negando la realidad porque le estamos haciendo el juego a Chávez y cuando de verdad queramos reaccionar, de repente ya será muy tarde.  

Si la mayoría de los venezolanos que en estos momentos se encuentran “borrachos de electoralismo” y ven en el 26 de septiembre la salvación de sus problemas, no se mentalizan para salir a la calle indefinidamente apenas los resultados “trampeados” hayan sido divulgados en la noche-madrugada del próximo mes, la estafa habrá sido consumada y la mano dictatorial pestilente arreciará insanamente contra lo poco que queda de libertad y democracia.

Las últimas encuestas que ha recibido el dictador son totalmente contrarias a su proyecto hegemónico castro-chavista, eso lo sabe él y los jerarcas de la oposición. Desde hace más de tres meses la oposición va subiendo en todas las encuestas y en los últimos días ha subido todavía más. ¿Por qué creen ustedes que ningún líder opositor habla del número tentativo de curules que obtendrán?

Porque sencillamente saben que les harán trampa y se quedarán catatónicamente con las migajas que les regale el dictador. No pueden proyectar sus números porque les harán fraude, ya ha ocurrido antes y volverá a ocurrir. El chavismo se ha encargado de generar una matriz de opinión desde hace más de un año, ganarán 2/3 de la Asamblea, si así lo desea Chávez, así será.

Yo entiendo que la mayoría de los venezolanos ven en el voto la salvación de la patria porque no se les ha presentado otra alternativa, pero deben entender que el fraude se realizará y depende de cada uno de nosotros permitirle al régimen violentar la voluntad popular, o darle un parado definitivo y radical a esta pesadilla comunista y sanguinaria que se burla de nuestros familiares y amigos asesinados.

No vayan a votar alegremente esperando un resultado favorable a la democracia, si eligen ejercer su derecho al sufragio, hoy en día secuestrado y manipulado por el régimen, estén preparados para tomar la calle y exigirle a los militares patriotas que cumplan su deber constitucional. Si la gente de verdad se vuelca decididamente a las calles de manera pacífica pero contundente, se suscitará una insurrección militar y la comunidad internacional apoyará el gobierno de transición que sea elegido en el ínterin.

Ya lo he escrito antes y ese es el mensaje que los militares patriotas desean que inunde las calles de la patria, debemos utilizar el 26 de septiembre como punto de quiebre para derrocar al régimen. El fraude electoral debe ser utilizado como catalizador insurreccional y definitivo. Si usted amigo lector entiende que la realidad del país es la que le he planteado en este artículo, entonces no pierda tiempo y empiece a organizarse.

No debemos exponer nuestras vidas innecesariamente, planifique con sus familiares y amigos la protesta que seguramente será secundada por la mayoría de sus vecinos, el efecto dominó es esencial. Si conoce o tiene algún familiar militar, hable con él.

No sigamos negando la realidad ni permitamos que el 26 de septiembre Hugo Chávez se vuelva a burlar de nosotros; juzguémoslo por lo que es: un dictador asesino que ha destruido la patria y traicionado a todo un pueblo.  

(Mensaje a Andrés Izarra: La risa burlona y despiadada que mostraste de manera animalesca en el programa de CNN, te perseguirá hasta la muerte. No podrás esconderte en ningún lugar del planeta sin que la conciencia de la patria te reproche y te condene. Ojalá que el día de la gran insurrección nacional tengas los “cojones” para defender al comandante-dictador con el mismo ahínco con el que te burlaste de nuestros muertos; tu futuro ha sido sentenciado).

“Las tiranías no caen de su pedestal con boletas electorales. La fuerza bruta las sostiene, y sólo la fuerza bruta las podrá derrocar”
Librado Rivera


¡Patria, Democracia y Libertad!

Roberto Carlo Olivares



19-08-10

1 comment:

  1. Debemos luchar y derrocar al tirano. Excelente articulo !!

    ReplyDelete