Tuesday, September 7, 2010


Cuando la tiranía se hace ley, la Rebelión es un derecho


         Primero que todo debo aclarar que no existe disyuntiva alguna entre mi posición anti-fraude electoralista y el llamado que la RESISTENCIA PATRIOTA CIVICO-MILITAR está haciendo al pueblo venezolano para que acuda a votar masivamente el 26 de septiembre. Aunque el fraude ya haya sido planificado, existen muchas variables que escapan del dominio castro-chavista y que pasan por una serie de eventualidades que podemos forzar con unión, decisión y valentía.

         La RESISTENCIA PATRIOTA CIVICO-MILITAR entiende que la salida de Chávez nunca será electoral, pero las elecciones del 26 de septiembre pueden servir como catalizador o detonante para su derrocamiento. El 26 de septiembre debe ser utilizado por los factores democráticos del país como un punto de quiebre. Si el dictador en definitiva decide burlar la voluntad popular, debemos estar preparados para movilizarnos de manera indefinida hasta que el dictador sea derrocado por los militares patriotas y el gobierno transitorio de unidad sea conformado.

         Nuestra presencia activa y decidida en las calles de la patria después del evento electoral, demostrará al mundo que somos mayoría y que Chávez se ha topado finalmente con el bravo pueblo venezolano. La RESISTENCIA PATRIOTA CIVICO-MILITAR necesita imperiosamente nuestra protesta decidida y la defensa del voto, lo que se traduce en la voluntad popular y en la sagrada soberanía de la población.

        Existen 5 puntos básicos que cada ciudadano debe implementar el 26 de septiembre para resguardar su voto:

A) Votar masivamente por los candidatos de la opción democrática.

B) Vestirse de blanco para demostrar superioridad numérica en las filas de votación, somos mayoría y esa mayoría se debe corresponder con los resultados oficiales del CNE. El blanco debe ser adoptado como el color de la RESISTENCIA PATRIOTA.

C) Cuidar los votos quedándonos en los centros electorales. La ley nos permite ser testigos del conteo de papeletas y del cierre de mesa con su respectiva acta. Las papeletas escrutadas deben corresponder con el acta final de cierre, no puede existir un diferendo matemático entre las papeletas y el acta de votación. Cada ciudadano tiene la obligación de presenciar el cierre de mesa y esperar los resultados oficiales del CNE en su centro de votación.

D) Estar preparados para movilizarnos y defendernos. La calle no la podemos abandonar. En la mayoría de los países del mundo la legítima defensa es un derecho, incluyendo Venezuela. Tomen previsiones y organícense a la brevedad posible. La idea no es asesinar a nadie pero tampoco dejarnos masacrar por las bandas paramilitares castro-chavistas. A buen entendedor, pocas palabras.

E) Hacer uso de las nuevas tecnologías para estar comunicados y poder movilizarnos de manera más rápida, efectiva y segura. Twitter, Facebook y los mensajes de texto serán un arma letal contra el régimen. Mantengan sus celulares con suficiente batería y utilícenlos sólo para lo estrictamente necesario.

          No debemos dudar de nuestra superioridad numérica. Somos mayoría y nuestra voluntad debe ser respetada, de no ser así, forzaremos el derrocamiento de Chávez y conformaremos un gobierno transitorio de unidad nacional. El país es de todos los venezolanos, no es sólo de Chávez y su gente; Venezuela es de todos y para todos.

         Cada centro electoral es un micro cosmos y debemos defender cada voto a sangre, sudor y lágrimas. Debemos evitar que el fraude sea consumado. Ya veremos si con la gente activada en la calle y la RESISTENCIA PATRIOTA CIVICO MILITAR a la espera de los resultados, el régimen se atreve a burlar la voluntad popular una vez más.

         La RESISTENCIA PATRIOTA CIVICO MILITAR existe, es muy real y en los últimos meses se ha amalgamado casi a la perfección. “Lucio Quincio Cincinato” anda vivito y coleando respirándole en la nuca a Chávez, el dictador lo sabe y su peor pesadilla es un pueblo activado en la calle el próximo 26 de septiembre defendiendo sus derechos.

         Los tiempos han cambiado drásticamente y un fraude masivo no será tolerado, los días del tirano van menguando aceleradamente y la justicia de los hombres está muy próxima a alcanzarlo.

         La transición es un hecho, Hugo Rafael Chávez Frías será derrocado. Tanto dentro como fuera de la patria, existen personas muy valientes y honradas que han trabajado arduamente por la recuperación del país. Para mí ha sido un honor codearme con ellos en los últimos meses, intercambiar ideas, proponer proyectos y soñar con un país mejor.

         Son profesionales patriotas de toda índole: economistas, profesores, periodistas, militares, abogados, ingenieros, doctores, etc.

         Hay personas graduadas en Harvard y otras universidades ilustres con ideas brillantes, por poner sólo un ejemplo. Existen militares decentes con una calidad humana sorprendente que sólo respiran patria y han jurado desterrar la bota cubana del terruño nacional lo más pronto posible.

         Entre esos militares patriotas destaca un teniente ex patriado con un liderazgo sorprendente y una visión de país envidiable. Personas que muy pronto conoceremos y serán parte integral y fundamental en la reconstrucción del país. En mis próximas columnas ahondaré en este tema.

          El modelo ateo-comunista que Chávez insiste obcecadamente en tratar de implementar en Venezuela, está herido de muerte y tiene los días contados. Su obsesión enfermiza y su proyecto político anacrónico no son compatibles con nuestro gentilicio y va en contra de nuestra naturaleza y de nuestras propias costumbres históricas.

          En este mes de septiembre, mes de la Santa Patrona de Venezuela, la Virgen de Coromoto, y mes del poderoso San Miguel Arcángel, existe una gran posibilidad real y palpable, de recuperar la patria y derrotar el comunismo ateo que Chávez trata de implantar desesperadamente.

         El pueblo venezolano, libertario de nacimiento y descendiente directo de Simón Bolívar, triunfará sin duda alguna porque la providencia así lo ha decretado.

        ¡Dios bendiga a Venezuela y derrame sobre sus hijos patriotas la sabiduría necesaria para afrontar con coraje y valentía, este gran reto vivencial que definirá el futuro inmediato de la nación!   Amén…

“La unidad de nuestro pueblo no es simple quimera de los hombres, sino inexorable decreto del destino”

Simón Bolívar





¡Patria, Democracia y Libertad!


Roberto Carlo Olivares


robertocarlo14@hotmail.com


Blog: www.robertocarlo14.com


07-09-10

2 comments:

  1. Soy opositor y no hay nada que desee más que la salida de Hugo Chávez Frías del poder. Sin embargo, por muy de acuerdo que esté con las palabras que aquí usted plasma, me parece que no está usted en una posición de hacer sugerencias de cómo actuar. Qué fácil es mandar a la gente a salir como carne de cañón en la tierra del Tío Sam. Me gustaría que usted estuviese aquí para salir a la calle junto al pueblo al que le sugiere tal acto de valentía.

    ReplyDelete
  2. Yo soy 1000% OPOSITOR y quiero derrocar a este régimen dictatorial Castro-Cahvista y limpiar mi país de esas alimañas que siguen al tirano de miraflores. Quiero unirme a este grupo y luchar por la libertad, no tengo miedo a pelear y mucho menos a morir, no se que es es la palabra MIEDO y no me interesa lo que es la MUERTE por eso no le temo a nada. Soy valiente y soy un guerrero que defenderé a mi país a costa de lo que sea y hay un viejo dicho que dice así. "SITUACIONES EXTREMAS REQUIEREN MEDIDAS EXTREMAS" y esta situación actual del país es una de ellas.

    ReplyDelete