Friday, October 15, 2010



La Revolución se torna NUCLEAR


  No era para menos, mucho tiempo se había tardado el tirano omnipotente en estrechar la mano rusa y sellar “el pacto NUCLEAR”. Una jugada maestra que de llevarse a cabo antes de las elecciones presidenciales del 2012 (y seguro estoy de que será así porque para eso hay billete parejo) asegurará la reelección del dictador con un fraude masivo y el temor de los EE.UU. a intervenir en defensa de la democracia, ya que las consecuencias geopolíticas serán impredecibles; el pueblo en la calle ya no será suficiente.

 Ahora sabrán los gringos “como se bate el cobre”, refrán popular de mi tierra que revelará en poco tiempo la miopía norteamericana con respecto a Chávez y su incapacidad para removerlo por la fuerza a partir de ese momento. Nada nuevo bajo el sol, los norteamericanos se han caracterizado por tener una de las peores políticas internacionales del planeta; cuando actúan es porque ya tienen el agua al cuello.    

De ahora en adelante el dictador no será un pelele hablador de sandeces antiimperialistas, ahora su Revolución criminal será NUCLEAR y constituirá el brazo armado de Irán y Rusia en la perpleja e impotente Latinoamérica; en otrora patio trasero de los “gringos”. Si en definitiva el gobierno norteamericano y el grueso de las naciones democráticas del mundo terminan aceptando semejante atrocidad en pleno siglo XXI, la tragedia de Chernobyl quedará en pañales y la mitad del país desaparecerá en un accidente NUCLEAR que hasta los propios chavistas radicales podrían predecir de antemano.

El tiempo perdido hasta los santos lo lloran, ojalá y los Halcones del Pentágono terminen de abrir efectivamente los canales de comunicación con los militares patriotas y actúen lo más pronto posible, ya no por el bien de Venezuela, sino por el bien de toda Latinoamérica y la Seguridad Nacional de los EE.UU. 

Desde mi punto de vista analítico, ésta ha sido sin duda alguna la mejor jugada del dictador desde que regresó al poder el 13 de abril del 2002.

Punto número uno: Se blinda internacionalmente ante cualquier intento armado de derrocamiento, factor determinante en el ajedrez geopolítico mundial ya que le permitirá internamente hacer lo que le venga en gana sin temer a represalias externas ni chantajes económicos. Punto número dos: En el plano doméstico muchos factores que lo veían caído y con fecha de vencimiento, repensarán sus estrategias y buscarán alinearse de nuevo con el caudillo comunista, rejuvenecido y armado hasta los dientes; esto incluye a militares indecisos y civiles con poder pero temerosos.

Las comparaciones con Noriega ya no tendrán fundamento, ya Chávez no será un dictador bananero y “enmachetado”, ahora será un dictador NUCLEAR y Venezuela jugará en la misma liga de Corea del Norte, Rusia, China e Irán. Vaya logro para un acomplejado llanerito que reprobó el curso de estado mayor (nunca hubiese llegado a General) y se ha defecado hasta en los restos de Simón Bolívar.

Aclaro que no estoy de acuerdo con mi propio análisis desde el punto de vista sentimental y patriota, pero es la realidad y así se maneja el mundo. Les recuerdo que los organismos multilaterales a nivel internacional no defienden pueblos, defienden gobiernos.

La única manera de que se evite que la Revolución castro-chavista se torne NUCLEAR, no será a través de sanciones impuestas por la ONU ni resoluciones tomadas en la OEA, OTAN, UNASUR, etc. Chávez tiene el suficiente apoyo moral y económico para evitar sanciones de esa índole en el mundo leguleyo e inservible de la diplomacia internacional.

La única vía verdadera, creíble y expedita para evitar la transmutación del cáncer castro-chavista a una Revolución NUCLEAR, pasa por una acción unilateral armada de los EE.UU. y los militares patriotas de la nación. Si al tirano había que derrocarlo desde hace tiempo como lo he venido pregonando en infinidad de columnas desde el año 2007, ahora creo que hay que pulverizarlo porque la estrategia en este momento incluye a Rusia e Irán.

No es poca cosa lo que se está fraguando aquí entre Rusia, Irán y Venezuela. Si los “gringos” no apuran el paso y cuadran el jaque mate, llorarán lágrimas de sangre al igual que el resto de Latinoamérica. ¿O es qué creen ustedes que el plan NUCLEAR venezolano estará en manos de nuestros compatriotas? Por supuesto que no. Estará en manos de los iraníes que acaban de estrenar su primera central NUCLEAR contra todo pronóstico y en contra de la comunidad internacional.     

Es inaceptable para el mundo democrático y para los seres humanos de bien, aceptar que Venezuela bajo el régimen castro-chavista se convierta en una amenaza NUCLEAR en pleno siglo XXI y en el corazón de América. Sobre todo si tomamos en cuenta la relación comprobada y confesa de Chávez con el mundo terrorista islámico y los grupos criminales-genocidas de las FARC, ELN, ETA, etc.

Los venezolanos que siguen pensando en pajaritos preñados y en la elección presidencial-dictatorial del 2012, terminarán sufriendo las consecuencias de las fugas radioactivas y verán con horror como sus hijos repletos de llagas mueren de cáncer.

Ni Ramos Allup hablando bonito, ni Teodoro Petkoff escribiendo pajuatadas en TalCual, ni Manuel Rosales desde Perú, ni Miquelena negociando bajo cuerda con José Vicente Rangel en nombre de la oposición, ni los 65 diputados que nos regaló el régimen hace unas semanas, podrán evitar la catástrofe que se avecina.

La salida nunca será electoral ni pacífica. Creo que el dictador se está encargando cada día más de abrirle los ojos a los venezolanos indecisos y a los que todavía lo apoyan. Yo seguiré escribiendo y manteniendo la tesis de la salida cívico-militar. Les recuerdo que existen muchísimos militares patriotas dispuestos a derrocar al tirano pero sin el apoyo del pueblo en la calle es muy difícil que actúen.

De todos maneras, por el camino que vamos, sería un suicidio para los “gringos” no tomar cartas en el asunto y acelerar la transición cívico-militar en el país. No creo que para los intereses de los EE.UU., Colombia, Latinoamérica y los propios venezolanos, este contemplado semejante disparate. Estamos contra reloj: una Revolución NUCLEAR en el corazón de América solo presagia sangre, muerte y destrucción.

¿Permitirán los EE.UU., los militares patriotas venezolanos y el continente Latinoamericano que un país secuestrado por un perturbado mental se convierta en una amenaza NUCLEAR? Ojalá que no. Esperemos que prive el sentido común y el raciocinio se imponga ante tanta barbarie y demencia irracional.
             

“Mis temores nunca me han burlado, ellos son presagios infalibles”
Simón Bolívar



¡Patria, Democracia y Libertad!

Roberto Carlo Olivares



15-10-10


    


  

   




  

  

2 comments:

  1. NO SE, Y OJALA ESTE EQUIVOCADO. PERO CREO QUE ESTO NUCLEAR, ES PURA PAJA.
    QUIERE TRIANGULAR CON LOS IRANIES Y LE VA A SALIR EL TIRO POR LA CULATA.

    ReplyDelete
  2. Entonces seguimos con el "No vale, yo no creo" estoy de acuerdo con el columnista, alguien debe hacer algo, para ayer ...

    ReplyDelete