Friday, November 19, 2010



Chávez intentará sacrificar incondicionales de Alta Envergadura


Aunque fui uno de los pocos analistas políticos que predijo la posible extradición de Walid Makled a Venezuela, me veo en la obligación de aclarar ciertas cosas. El punto más relevante es que la decisión definitiva de la extradición del “Capo de los Capos” a Venezuela no es de Juan Manuel Santos, Presidente de Colombia, sino de la Corte Suprema de Justicia Colombiana. Además, el proceso podría demorar entre cuatro (4) y dieciocho (18) meses. Mi predicción fue hecha desde el punto de vista político, colocándome en los zapatos de Santos y no me equivoqué.

Cuando Santos declara públicamente que extraditará a Makled a Venezuela porque Chávez es su “nuevo mejor amigo” y él es un hombre de palabra, lo hace con la finalidad de quedar bien con nuestro dictador desde el punto de vista diplomático, a sabiendas de que la decisión no depende de él. En esa misma dirección el Presidente Colombiano apunta hacia la Corte Suprema de Colombia; ejerciendo así una presión política y mediática de alto calibre sobre los Magistrados.

Si la Corte Suprema dictamina que Makled no puede ser extraditado a Venezuela pero sí a los EE.UU., país que introdujo los documentos de extradición mucho antes que Venezuela, Santos quedará bien parado ante Chávez y el dictador no tendrá excusas para romper de nuevo las relaciones diplomáticas, en un arranque de bipolaridad guerrerista. De igual manera si la Corte Suprema decide que la solicitud de extradición a Venezuela procede de manera afirmativa, Chávez se desvivirá en halagos y piropos hacia Santos, su “nuevo mejor amigo”.
    
Sea cual sea el resultado, Santos quedará bien parado con Dios y con el Diablo. Una jugada política magistral que favorece a Santos desde cualquier punto de vista y deja a Chávez como lo que es, un fanfarrón de pueblo que el único merito que puede exponer ante el mundo, es la destrucción de su propio país. Es aquí precisamente donde el título de la columna empezará a tener sentido: “Chávez intentará sacrificar incondicionales de Alta Envergadura”.

A Walid Makled los servicios de inteligencia colombianos y norteamericanos lo han estado “exprimiendo” no solo desde la cárcel en la que se encuentra al norte de Bogotá, sino también desde los EE.UU. Fuentes de alta credibilidad han informado que Makled ha sido trasladado a tierras norteamericanas en un par de ocasiones. Desde allí ha estado colaborando con la DEA y el Departamento de Justicia Norteamericano. Hasta ahora a Makled no lo han podido ligar con ningún asesinato y los cargos penales en contra de los estupefacientes, son fácilmente reducibles si los individuos colaboran con las autoridades competentes.

“El Capo de los Capos” sencillamente juega adelantado porque sabe que su vida en Venezuela penderá de un hilo, si en definitiva es extraditado a los calabozos del castro-chavismo criminal.

Y no penderá de un hilo por órdenes de Chávez, a quien le convendría más bien proteger la integridad física de Makled para lavar su cara ante la comunidad internacional, en un juicio público, justo y televisado, como ya anunció la inefable Fiscal General de la Nación, Luisa Ortega Díaz. La vida de Makled penderá de un hilo porque los “sacrificables de la revolución”, ministros, ex ministros, militares de alto rango, etc.; asesinarán a Makled sin duda alguna y de manera imperativa.

A ellos, hoy en día hijos despreciables y desechables de la revolución, entre ellos el recién ascendido a General en Jefe, Rangel Silva (señalado por Makled), no les importa un “pepino” que el dictador sea derrocado, poseen riquezas mil millonarias y no aceptarán jamás pasar el resto de sus días en una cárcel Federal de los EE.UU. Además, con toda la información que manejan, personifican una caja de Pandora en su máxima expresión.

El dictador se encuentra atado de manos (inflación exponencial, inseguridad desbordada, popularidad en picada, posible nueva devaluación, represión ciudadana alarmante, corrupción rampante, caso Makled, expropiaciones descontroladas, posibilidad latente de una insurrección militar, etc.) y sus constantes viajes a Cuba no logran despejar el horizonte.

En Venezuela no puede fusilar a sus Generales y Ministros corruptos como lo hizo Fidel Castro en Cuba tratando de lavar su imagen hace décadas, sacrificando incondicionales y hermanos revolucionarios. Chávez en yuxtaposición a Fidel, debe morir con ellos porque de lo contrario, ellos lo enterrarán de manera inmisericorde. Menuda tarea que tiene entre manos nuestro emperador caribeño, y lo peor de todo es que entre sus incondicionales que hoy en día pueden considerarse “sacrificables”, existen alacranes de mayor ponzoña que él.


“No castigues nunca a la fiera que no puedas aniquilar”
Maquiavelo



¡Patria, Democracia y Libertad!

Roberto Carlo Olivares



19-11-10

No comments:

Post a Comment