Tuesday, November 2, 2010


¿Quedará en Venezuela alguna ventana intacta en el 2012?



La Teoría de las ventanas rotas no tiene desperdicio y cae como anillo al dedo a la situación actual de Venezuela. La Teoría fue desarrollada en 1969 por el profesor Philip Zimbardo, en la Universidad de Stanford, EE.UU. El experimento consistió en dejar dos autos idénticos abandonados en un barrio pobre de Nueva York (Bronx) y en una urbanización de ricos en California (Palo Alto). Los carros eran del mismo color, la misma marca, el mismo modelo, etc.

La idea consistía en observar mediante especialistas en psicología social, la conducta de la gente en ambos lugares. El automóvil que fue abandonado en el Bronx, lugar conocido en esa época por ser uno de los barrios más peligrosos de los EE.UU., fue desmantelado y desvalijado en pocas horas; mientras que el carro dejado en Palo Alto, seguía intacto después de una semana.

Los investigadores decidieron romper una de las ventanas del automóvil estacionado en Palo Alto y esperaron por la reacción del vecindario.

El resultado fue que en pocas horas, el auto abandonado en Palo Alto, la urbanización de ricos de California, también fue desmantelado y desvalijado en cuestión de horas tal cual sucedió en el Bronx. Mientras el auto se mantuvo intacto y pulcro, nadie lo tocó, pero en el momento en que lo observaron con la ventana rota, se desató la locura.

¿Por qué ocurrió esto? ¿A qué se debió que una simple ventana rota causase semejante reacción vandálica?

Según los especialistas en psicología social, no se trata únicamente de la pobreza como factor determinante, sino también del comportamiento humano y las relaciones sociales.

Según James Q. Wilson y George Kelling: “Un vidrio roto en un auto abandonado transmite una idea de deterioro, de desinterés, de despreocupación, que va rompiendo códigos de convivencia, como de ausencia de ley, de normas, de reglas, como que todo vale nada. Cada nuevo ataque que sufre el auto reafirma y multiplica esa idea, hasta que la escalada de actos, cada vez peores, se vuelve incontenible, desembocando en una violencia irracional”.

¿Les suena familiar la afirmación anterior llevada al contexto venezolano: Chávez, Venezuela, violencia, deterioro, códigos de convivencia rotos, ausencia de ley, quebrantamiento de normas, desinterés, etc.?


Evidentemente que para todos los venezolanos decentes y con sentido común, la Teoría de las ventanas rotas no solo ofrece una explicación psico-social al grave problema que enfrentamos actualmente, sino que también nos ofrece, valga la redundancia, una ventana al futuro a corto y mediano plazo.

Cuando observamos a los líderes de la oposición hablando de las elecciones presidenciales del 2012, mientras le permiten al caudillo el saqueo impune del erario público y la destrucción alevosa y premeditada del aparato productivo nacional, mediante expropiaciones ilegales y el estrangulamiento económico planificado de la empresa privada; afirmo que lo que venimos pregonando un grupo pequeño pero importante de venezolanos decentes y patriotas, es la realidad absoluta y continuar empecinados en la ruta electoral sin explorar otras salidas democráticas y constitucionales, es auto flagelante y no se corresponde con el gentilicio venezolano.

Las personas que han leído mis artículos desde el año 2007, saben que tengo mucho tiempo alentando a la población a organizarse y a exigirle a los militares patriotas y decentes, que actúen y desalojen al tirano de Miraflores haciendo cumplir la Constitución Nacional en pro del bienestar colectivo y del futuro de la patria. No sería un golpe de estado, sería un movimiento cívico-militar que restituiría el hilo constitucional y el estado de derecho, en un país secuestrado por una horda de cavernícolas comunistas y asesinos.

Seguir negando la realidad haciéndole el juego al dictador y colaborando con los líderes de la oposición timorata, es traición a la patria y no tiene explicación alguna: ni moral, ni ética, ni social, ni cultural, ni religiosa, ni económica, ni política, ni desde ningún punto de vista racional o medianamente inteligente. Estamos siendo cómplices activos y pasivos de la destrucción de la patria, ante la mirada atónita de la comunidad internacional que no moverá un dedo si nosotros no precipitamos los acontecimientos.

Muchos me han preguntado en las últimas semanas por “Lucio Quincio Cincinato” y la RESISTENCIA PATRIOTA CIVICO-MILITAR. A todos les he dicho lo mismo: Lucio sigue allí, a las sombras del tirano esperando el despertar del pueblo. Les recuerdo que los militares no son extraterrestres y la mayoría de ellos son decentes, hasta ahora sino han actuado, es precisamente porque quieren evitar un baño de sangre.

Ellos han tratado de negociar con los políticos de oficio una salida consensuada y solo han recibido puñaladas traperas, los líderes de la oposición prefieren seguir rompiendo las ventanas y desvalijando la patria, buscando reacomodos en cada elección y prebendas en cada ocasión.

Dijo ayer el ex guerrillero Teodoro Petkoff, compadre de José Vicente Rangel y considerado “el gran Gurú” de la oposición venezolana, que Chávez saldrá por los votos en el 2012 y entregará el poder pacíficamente.

Yo le pregunto al pintoresco Petkoff y a sus similares especimenes: ¿Qué dirán cuando nacionalicen la banca, expropien la Polar, modifiquen de nuevo la Ley Electoral (2012), cierren Globovision y clausuren o expropien Tal Cual, El Universal, El Nacional, etc.?

¿Seguirán con el mismo discurso anacrónico, simplista y pendenciero, o presionados por las circunstancias terminarán de entender que la salida no es electoral pero sí constitucional?

Además, caballero Petkoff: ¿Refiriéndome de nuevo a la Teoría de las ventanas rotas, quedará alguna ventana intacta en el 2012, o habrán sido todas reventadas por acción y omisión de tirios y troyanos?

 La decadencia del país no tiene parangón alguno, solo una acción radical patriota podría extirpar de raíz el cáncer castro-comunista que ya en etapa terminal amenaza con invadirnos a todos. Triste hora vive la patria de Bolívar, sus hijos ensimismados van directo al patíbulo haciéndose cómplices de su propia destrucción.


“Quienquiera que ponga su mano sobre mí para gobernarme, es un usurpador y un tirano, y le declaro mi enemigo”
Pierre Joseph Proudhon



¡Patria, Democracia y Libertad!

Roberto Carlo Olivares



02-11-10

No comments:

Post a Comment