Sunday, November 14, 2010


Un Capitán en contra de la tiranía

     Mientras se van cumpliendo uno a uno los pronósticos de destrucción y totalitarismo comunista en el país, observamos como a un ciudadano de nombre Miguel Ángel Hernández, ha recibido una citación por parte de un Tribunal Penal de Juicio, porque en febrero del presente año asistió a un evento deportivo portando una franela que decía: “Hugo me cago en tu revolución”. El cargo que se le imputa es: Ofensa al jefe del gobierno, es decir, a Hugo Chávez.

     De igual manera observamos como a 35 compatriotas que protestaban en el Metro de Caracas, alegando retrasos y servicio deficiente, los detuvieron y serán imputados por terroristas. Entre ellos hay mujeres, personas mayores y militantes del partido oficialista, PSUV. Ambos casos hablan por sí solos y representan una pequeña ventana al futuro atroz y desolador que nos espera, si no terminamos de organizarnos y forzamos el derrocamiento del tirano.

     Mañana lunes 15 de noviembre a las 8 A.M., un Capitán patriota de la Guardia Nacional de nombre: Juan Carlos Nieto Quintero, comparecerá ante un juez militar en la sala de conferencias Simón Rodríguez, de la Dirección de Educación de la Guardia Nacional. ¿Cuál fue su delito? Simplemente denunciar la politización de la Fuerza Armada Nacional y la sistemática destrucción de la institución castrense bajo el régimen criminal castro-chavista.

     El caso del Capitán (GN) Nieto Quintero es sumamente significativo, porque demuestra que todavía hay soldados valientes dispuestos a hacer valer la Constitución, y sobre todo porque se nos presenta a pocos días de las aberrantes declaraciones del General Rangel Silva. Declaraciones en las cuales afirmó que un gobierno de oposición no sería aceptado ni por el pueblo ni la FAN; siendo premiado de manera sediciosa con un ascenso a General en Jefe por el caudillo que nos desgobierna.

    Ascenso que se llevará a cabo el próximo martes y que seguramente será transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión, buscando pisotear todavía más la moral de la institución castrense, a la vez que se busca generar zozobra e impotencia en la mayoría de la población democrática del país. Es por ello que el Acto del Informe Oral que se desarrollará mañana en contra del Capitán (GN) Nieto Quintero es tan significativo, y ojalá pudiese generar algún tipo de reacción patriota entre sus compañeros de la FAN y en la propia población.

    Sabemos con conocimiento de causa que “Lucio Quincio Cincinato” y la RESISTENCIA PATRIOTA siguen a la espera del despertar de la población, y solo una chispa se necesita para encender la pradera.

     Desde mi humilde tribuna escrita hago de conocimiento público la situación del Capitán (GN) Nieto Quintero, esperando que todos aquellos venezolanos que todavía creen en el honor de un sector importante de nuestros militares, hagan presencia en la sala de conferencias Simón Rodríguez de la Dirección de Educación de la Guardia Nacional (El Paraíso), en apoyo a este valiente soldado.

     Los líderes no nacen, se hacen. El Capitán (GN) Nieto Quintero se decidió a dar la cara en nombre de muchos de sus compañeros que se mantienen en las sombras esperando el momento adecuado para actuar. Es deber de todos apoyarlo y dejar de hablar tantas sandeces que no conducen a ningún tipo de salida estructural. Nuestra Constitución nos otorga el derecho a la Rebelión y el derecho al desconocimiento de los regímenes tiránicos, el dictador llegará hasta donde se los permitamos.

    Los casos que mencioné al inicio de la columna (los ciudadanos detenidos en el Metro y el de Miguel Ángel Hernández) son un preámbulo gravísimo que promete convertirnos en esclavos silentes de un régimen comunista y criminal que debe ser enfrentado de manera decidida en cualquier terreno. La salida nunca será electoral pero sí constitucional.

    A continuación reproduzco la carta que el Capitán (GN) Nieto Quintero, envió al Comandante de la Guardia Nacional en septiembre del 2009, en ese entonces el Comandante era Freddy Carrión, actualmente es el General Luis Mota Domínguez, indiciado como colaborador de los carteles de la droga según el Capo Walid Makled.

     Saquen sus propias conclusiones y no esperemos que nadie haga por nosotros lo que no estamos dispuestos a hacer por nadie. ¡En la unión esta la fuerza!


Caracas, Septiembre 04, 2009


Del: Capitán (GN) Juan Carlos Nieto Quintero.

Al: Comandante General de la Guardia Nacional de Venezuela.


Como oficial subalterno, siempre fiel a la Constitución Nacional y a las leyes militares, tengo el honor de dirigirme a usted en la oportunidad de manifestar mi profunda preocupación por una serie de hechos que han venido ocurriendo en relación con mi persona y en relación con la actual realidad de la Institución, a la cual he servido con orgullo y honor durante 13 años de mi vida.

En lo personal, como oficial activo de la GN, una vez agotada todas las instancias del órgano regular, y sin ningún tipo de respaldo por parte de mis superiores; es necesario hacer de conocimiento que desde el 03 de febrero 2009, fui privado de mi libertad durante cinco meses, trasladado a la DIM y custodiado arbitrariamente. Posteriormente, el 18 de Junio 2009, fui puesto a orden de la Comandancia General de la Guardia Nacional de Venezuela, en donde tampoco recibí ningún tipo de solidaridad o explicación sobre los atropellos y persecución a los cuales he sido sometido.

Sin embargo; como oficial disciplinado y obediente, he sido sumiso ante esta serie de atropellos, pero una vez aislado y desprotegido por parte de mi comando superior, tengo el deber de expresar mi profundo desacuerdo considerando que uno de los más importantes principios de mando y conducción que ustedes nos enseñaron fue: “cuidar y preocuparse por los subalternos”. Señor comandante general, es bien preocupante para mi, que durante estos meses a orden de la DIM, separado de mi comando natural, tratado como un vil delincuente, no he sido escuchado por mi comando superior ni he recibido ningún tipo de apoyo por parte de quienes se suponen son los líderes de la GN.

Por otro lado, como oficial activo, consciente y estudioso de nuestros fundamentos jurídicos, históricos y doctrinales, es necesario hacer de su conocimiento una serie de preocupaciones que inevitablemente están presentes en mí, y que por lealtad a la Institución GN debo expresar:

1) La evidente utilización de consignas y mensajes político-partidista que progresivamente han sido introducidas en nuestras unidades operativas. Esto es contrario a nuestras leyes y reglamentos, los cuales establecen taxativamente el carácter apolítico y no partidista de la GN.

2) El evidente debilitamiento de la columna vertebral de la Institución: meritocracia, obediencia, respeto, disciplina y subordinación; valores y principios que hoy han sido sustituidos por la fidelidad a una “supuesta revolución” que lo único que a traído es deterioro al país y al liderazgo que durante muchos años tuvo nuestra FAN ante el pueblo venezolano.

3) El irrespeto a la memoria de nuestros Guardias y oficiales caídos en combate por manos de la subversión. Hoy nuestro alto mando ha permitido que en la capital de la República se exhiba un busto en honor a un líder guerrillero. También es evidente el control que la subversión colombiana tiene en nuestros pueblos fronterizos, frente a la escasa o nula respuesta de nuestra FAN.

4) El público mensaje político y arenga ideológicas-partidistas que altos oficiales de la Institución expresan a sus subalternos. Pareciera haber una competencia entre quien es más o menos revolucionario, con el único interés de lograr protagonismo y poder; sin importarles el grave daño a la Guardia Nacional.

5) La carencia de presupuesto y dotación para nuestras unidades operativas y personal. Mientras el Estado venezolanos destina cuantiosos recursos en ayudas financieras a otros países, nuestras tropas carecen de uniformes, calzados y justos salarios y viáticos; asimismo en nuestras unidades no existen suficientes recursos para cumplir la misión de resguardo al ciudadano.

Es por tales motivos que he recurrido a la más alta instancia institucional a los fines que se conozca y quede constancia escrita de estos hechos, los cuales no tengo dudas son contrarios a la ley y a la doctrina de la GN.

Siempre fiel a la Guardia Nacional de Venezuela,

Atentamente,

Capitán (GN) Juan Carlos Nieto Quintero.

“Un soldado feliz no adquiere ningún derecho para mandar a su patria. No es el arbitro de las leyes ni del gobierno, es defensor de su libertad"
                Simón Bolívar


¡Patria, Democracia y Libertad!

Roberto Carlo Olivares



14-11-10



No comments:

Post a Comment