Thursday, January 13, 2011




Los que viven de ilusiones mueren de desengaños


    Ante todo debo disculparme por la cantidad de correos electrónicos que no he podido responder, igualmente quisiera excusarme por no escribir los días que habitualmente lo hacía (martes y jueves). Por razones académicas y laborales, los primeros meses del año trataré de escribir por lo menos una vez a la semana, tentativamente los martes o miércoles. De todas maneras con visitar regularmente mi Blog será suficiente para mantenerse al tanto de mis artículos más recientes.

    Mi columna de la semana pasada, titulada: Una Asamblea de opositores eunucos y comunistas trasnochados, produjo malestar en un significativo número de personas que mediante correos electrónicos altisonantes y hasta vulgares, me tildaron de chavista encapotado y quinta columna. Lamentablemente la mayoría de las personas no desean escuchar las verdades y prefieren hacerse ilusiones vacías pensando que sacaremos a Chávez a través de los votos, o que un milagro providencial nos resolverá el problema.


   Hay periodistas y columnistas para todos los gustos, no siempre se puede estar de acuerdo con todo lo que uno escribe, es natural, somos seres humanos y la polarización del país nos ha convertido en animales reaccionarios. Hemos perdido la civilidad y la falta de unión y criterio existente entre los diversos factores democráticos de la nación, ha permitido que el dictador se consolide mermando poco a poco pero de manera sistemática, el espíritu de los venezolanos y hasta su razón de ser.

    En mis distintas charlas y reuniones con militares (activos y retirados), estudiantes, políticos, empresarios, periodistas, curas, presos políticos, hermanos exiliados, amigos, familiares, gente común, etc., he podido palpar de manera metódica los altibajos que hemos transitado en los últimos años bajo la tiranía castro-chavista todos los venezolanos demócratas y civilizados de la nación.

    El continuo “feedback” que recibo de mis lectores es invaluable y me ha servido de termómetro para poder discutir, analizar y finalmente escribir mis artículos semanales, dándole voz a un gran número de compatriotas que piensan igual que yo, pero que no tienen el tiempo para escribir o sencillamente no poseen el don de la escritura. Asimismo, la mayoría de las personas no tienen acceso a las fuentes que uno maneja y en mi caso particular, siendo yo un periodista independiente o “freelance”, no sigo los parámetros convencionales ni existen intereses económicos o políticos que me detengan.

Digamos que soy un columnista “políticamente incorrecto” porque digo lo que otros quisieran pero no pueden. La realidad del país demanda una acción radical, ya sea pacífica o violenta; quizás ambas alternadamente.  

Los que han seguido mis artículos en los últimos meses saben que soy partidario de una salida Cívico-Militar, ya que es la forma más natural y expedita de recuperar la patria, así lo ha demostrado la historia y ha ocurrido en nuestro propio país previamente.

No soy partidario de una masacre ni creo en Mesías, tampoco soy correligionario de caudillos de derecha, pero con conocimiento de causa les puedo decir que los politiqueros de oficio, entre ellos Ramos Allup, el nuevo adalid de la oposición venezolana (porque habla bonito), han impedido una acción militar y han amenazado a los patriotas con llamar a la gente a la calle a desconocer el golpe.

Es decir, no llaman al pueblo a la calle para desconocer al régimen castro-chavista, pero sí lo harían para desconocer un movimiento militar que intentaría restituir el hilo constitucional mediante una junta Cívico-Militar.

Interesante paradoja la de los políticos venezolanos, caimanes del mismo pozo, zorros viejos de caminos empolvados. Saben que con Chávez tendrán siempre un espacio ínfimo para salvaguardar su “status quo”, y por eso le temen tanto al cambio y a la Rebelión. La mayoría de ellos al igual que el maromero barinés, les queda muy poco tiempo. El trabajo que ellos se han negado a cumplir por prebendas, conformismo y/o cobardía, será realizado por otros.

Los verdaderos venezolanos patriotas tanto en el ala civil como en el ala militar, no permitirán que el país se pierda por completo.

Somos muchos los compatriotas que desde adentro y desde afuera de la patria estamos claros y hemos venido haciendo un trabajo de hormiguita, el comunismo y el proyecto castro-chavista criminal no se impondrá jamás en Venezuela; la salida será constitucional pero nunca electoral.

Vaya un saludo fraternal y patriota a todos los presos políticos y a sus familiares, también a los perseguidos políticos y a todos los hermanos exiliados. Recordemos a Franklin Brito y que su ejemplo nos sirva de inspiración.

Por ahora solo nos queda seguir sumando esfuerzos, criterios y razonamientos, los pocos confundidos que aún quedan y que han sido manipulados por los comunistas y por los politiqueros de oficio, han de despertar en los próximos meses. No esperen nada de la comunidad internacional, la OEA es un ente ornamental, el problema es de Venezuela y debemos resolverlo nosotros.

Sigo pensando que el próximo 23 de enero se debería hacer una gran marcha hacia Caracas partiendo de las principales ciudades del país. En eso deberían estar los diputados electos, organizando al país; ojalá y los estudiantes tomarán la iniciativa. 

Hagamos patria, no olvidemos que los que viven de ilusiones mueren de desengaños. Escuchen con el corazón, no bajen la guardia y mantengan la Fe. ¡Nuestro Norte es la Liberación!



Benedicto XVI



¡Patria, Democracia y Libertad!

Roberto Carlo Olivares



Twitter: @robertocarlo14

13-01-11

No comments:

Post a Comment