Tuesday, November 22, 2011



Sufre dictador traidor…nadie escapa a los designios divinos

Confieso encontrarme en una disyuntiva moral y espiritual. Como hombre de Fe y de buen proceder, no debo alegrarme por el sufrimiento de los demás, ni mucho menos desearles la muerte bajo ninguna circunstancia. Mi apreciación parte desde el punto de vista meramente teórico-teológico-religioso, ya que en la práctica, se me hace muy difícil no alegrarme por el cáncer terminal de Chávez y todo lo que esa situación conlleva, representa y avizora.

Desde hace años vengo pregonando a través de mis artículos y en conversaciones privadas con amigos, familiares y todas aquellas personas con un interés genuino por Venezuela, que la salida nunca sería electoral y que en algún momento algo tendría que pasar. Siempre decía que el país no se merecía tanto dolor y desidia, aunque entendía que era un proceso evolutivo de grandes proporciones y que los tiempos de Dios eran perfectos.

Muchos asiduos lectores de mi columna, sobre todo las féminas recias y resteadas con las que he compartido e intercambiado opiniones a través de los últimos años, en su mayoría señoras que valen en oro lo que pesan y que siempre han estado meridianamente claras sobre la situación del país, me han señalado que mis apreciaciones han tenido un gran impacto en su día a día, ya que buena parte de mis análisis socio-políticos se han cumplido a cabalidad.

Haciendo memoria y releyendo varios de mis artículos de vieja y reciente data, he encontrado algunas columnas verdaderamente visionarias, sobre todo en lo que a la muerte y al castigo divino de Chávez y sus lugartenientes se refiere. Declaro no ser brujo, ni pitoniso, ni mucho menos consultar paleros y babalaos de proceder maldiciente, como hace el dictador moribundo y desahuciado casi a diario en su afán fallido por la perpetuidad eterna.  

No los aburriré reproduciendo de nuevo esos artículos, solo utilizaré algunos párrafos y colocaré el enlace de la columna para los que deseen releer de nuevo.

Columna escrita en octubre del 2010, titulada: “Chávez se enfrenta a su propia Mortalidad”

En la historia de la humanidad hemos observado personajes que han llegado a acumular poderes impensables, territorios vastos y riquezas incalculables. Muchos de ellos han tratado de encontrar la fuente de la juventud, pociones mágicas, el Santo Grial y hasta han incursionado en el mundo de lo esotérico, pactando con el mas allá en su afán de alcanzar la inmortalidad.

Ni reyes, ni emperadores, ni dictadores, ni presidentes vitalicios, ni multimillonarios, ni santos; han logrado vencer el decreto final: somos mortales y estamos destinados a convertirnos en polvo.

Dicen los ancianos que la muerte llama a la muerte y que a los muertos hay que dejarlos descansar en paz. Irrespetar los restos sagrados de los fallecidos, como hizo Chávez con los despojos mortales de Bolívar y su hermana, es deplorable. Asimismo, jugar con la muerte haciendo pactos oscuros con las fuerzas del más allá a través de paleros y santeros, ha de ser contraproducente; especialmente en un país donde más del 90% de la población es católica.

De igual manera, creo que la sistemática invocación a la muerte por medio del lema: Patria, Socialismo, o MUERTE, le pasará factura más temprano que tarde a nuestro perturbado caudillo. La ley de la atracción es inviolable y proyectamos lo que queremos, su discurso se basa en la muerte, el odio y la destrucción, en algún momento recogerá lo cosechado. El poder de la palabra es infinito y sus repercusiones muchas veces inmediatas”


Columna escrita en junio del 2011, titulada: “La Hoz de la muerte se viste de rojo”

“Numerosos e importantes colaboradores del régimen criminal castro-chavista han expirado en menos de un año. Sus muertes, algunas repentinas como la de Lina Ron y William Lara, otras deducibles como la de Luis Tascón y Clodosbaldo Russián, han enfrentado al chavismo con su propia mortalidad y han de tener al caudillo traidor en un mar de angustias y desesperación.

Sus retrospecciones deben ser de espanto y los planes a futuro, tan inciertos como su estado actual.

Absolutamente nadie puede escapar a los designios divinos, y de todos ellos, la muerte es el más impredecible. Si el infierno existe, no tengo la menor duda de que los personajes antes mencionados (Ron, Lara, Tascón y Russián) se encuentren allí en este momento. Si por el contrario no existiese el infierno y reencarnásemos como alegan los metafísicos, intuyo que en su próxima vida pagarán con creces el daño perpetrado a sus familiares y a todo el país.

Es imposible causar tanto dolor y evadir los avatares del destino.

Todo lo que hacemos se nos devuelve con creces, la ley de causa y efecto es universal. Tanto el “actual desaparecido de Chávez” como sus colaboradores más cercanos, enfrentarán la justicia terrenal y/o divina en algún momento; tal vez ambas al mismo tiempo”.


En los últimos días hemos podido confirmar por medio de publicaciones importantes como el Wall Street Journal y la revista Veja de Brasil, además de las declaraciones de Roger Noriega (ex embajador de los EE.UU. en la OEA) lo que les venía diciendo desde hace tiempo, Chávez es un muerto insepulto con metástasis terminal.



Declaraciones Roger Noriega sobre el cáncer terminal de Hugo Chávez: http://mexico.cnn.com/videos/2011/11/15/chavez-no-esta-curado-del-cancer

Actualmente sabemos que la inefable Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral, organismo tramposo y supeditado a los designios electorales del caudillo moribundo, también tiene cáncer terminal y se irá al “imperio gringo” a tratar de alargar su agonía.

También existen rumores fuertes del cáncer de seno que sufre la rojita Fiscal General de la Nación, Luisa Ortega Díaz, verdugo predilecta del régimen y capataz mayor de las mazmorras de la dictadura. ¿Cuántos presos políticos tiene en su conciencia querida Fiscal?

Asimismo se comenta que Jorge Rodríguez, alcalde del municipio Libertador y expresidente del CNE, tiene sida. Son fuentes fiables y creíbles que nunca nos han dejado mal parados.   

Última hora: Reuniones del Alto Mando en Fuerte Tiuna con Carlos Escarrá, procurador de la nación y chavista radical, buscan la manera de mantenerse en el poder sea como sea. No hay fuerza para un golpe militar castro-chavista y tratan de torcer la Constitución. Se encuentran rodeados y entrampados, todas las reuniones y conversaciones se filtran; los patriotas somos muchos.  

Familia de Hugo Chávez (madres e hijas) amenazan con una rueda de prensa si el dictador no renuncia definitivamente, quieren que pase los últimos días de su vida en paz, temen un colapso generalizado en público y la aceleración de su muerte.

Lucio Quincio Cincinato y su ejército patriota a la espera de los acontecimientos, se acentúa el ajedrez militar y los buenos somos mayoría.    

En definitiva somos una simple brizna que lleva el viento, el cáncer se ha convertido en un verdugo silencioso y mortal para Chávez y sus colaboradores, la vida les cobró con creces el daño cometido. La justicia divina ha dicho presente de manera tajante e inequívoca: ¡Sufre dictador traidor, tu final ya ha sido decretado!



“Como dicen que me estoy muriendo, ahora gobernaré hasta el 2031”

Hugo Rafael Chávez Frías

(Dictador desahuciado de la ex República de Venezuela)





¡Patria, Democracia y Libertad!

Roberto Carlo Olivares



Twitter: @robertocarlo14

22-11-11

No comments:

Post a Comment